Leticia Cuellar

 Sujeción correcta:
El lápiz debe sujetarse haciendo una pinza con los dedos pulgar e índice y apoyándo este sobre el dedo corazón.

 Posición de barrido:
Inadecuada postura del ángulo que forma la mano con respecto a la línea de escritura. Más frecuente en zurdos; impide ver correctamente lo que se escribe (Ajuriaguerra, 1973).

Sujeción múltiple:
Frecuentemente el dedo corazón se coloca por encima del lápiz, lo que enlentece la escritura y provoca sensaciones dolorosas y/o fatiga de la mano.

Posición de empuñadura:
Sujeción del lápiz en la intersección o hueco formado por los dedos índice y pulgar (Portellano, 2005). El lápiz no se soporta de manera adecuada por lo que la mano mantiene una posición fatigante.

 
Sujeción crispada:
Flexión excesiva de uno o varios dedos durante la escritura.



Referencias:
AJURIAGUERRA, J. (1973). La escritura del niño (2 volúmenes). Barcelona: Laia.
PORTELLANO, J. A. (2005). La disgrafía: concepto, diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la escritura. Madrid: CEPE.


0 Responses

Publicar un comentario en la entrada

Ir arriba Ir abajo